Ramen

Las mejores recetas de ramen

Ramen coreano

Ramen coreano

¿Sabías que los coreanos son los que más ramen comen del mundo? El consumo por persona en Corea es de 70 a 90 paquetes al año. Sorprendentemente, los países vecinos, China y Japón sólo consumen la mitad que Corea.

En 2015, las estadísticas de consumo por persona colocaron a Corea en el primer lugar, a Indonesia en el segundo, a Japón en el tercer lugar y a China en el cuarto. Es por eso que los coreanos tienen su propia versión de este plato típico japonés.

Durante los últimos años, el consumo de ramen fuera de Asia ha crecido a un ritmo impresionante. Y aunque ahora se puede encontrar en cualquier restaurante japonés, también puedes hacerlo en casa con unos cuantos ingredientes.

Últimamente estoy descubriendo los sabores coreanos, y justo tenía kimchi en la nevera que me estaba mirando fijamente, así que el ramen coreano estaba cantado.

Es tan sabroso, tan intenso, tan perfecto. Y aunque el perfil de sabor de este creativo ramen es completamente diferente gracias a la ayuda de algunos ingredientes coreanos, resulta igual de reconfortante cuando estás en casa y necesitas conseguir una dosis de ramen picante.

Lo mejor de todo es que este ramen se prepara en menos de 45 minutos. Así es, sólo 45 minutos se interponen entre ti y este rápido y fácil ramen coreano. Algo que se agradece.

¡Qué mejor que sorber fideos de un caldo coreano picante, con bacon, cebolletas y, por supuesto, un huevo aterciopelado y perfectamente escalfado!

Ingredientes para 4 personas

  • 250 gr de bacon cortado en dados
  • 2 dientes de ajo, rallados
  • 1/2 cucharada de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1/2 cucharadita de aceite de sésamo
  • 1/2 cebolla mediana, finamente picada
  • 225 gr de kimchi, seco y picado, con el jugo reservado
  • 1 y 1/2 cucharadas de gochujang (salsa picante coreana)
  • 1/2 cucharada de gochugaru (pimienta en polvo de Corea)
  • 1 litro de caldo de pollo o vegetal
  • 500 ml de agua
  • 400 gr de fideos ramen
  • 3-4 huevos escalfados
  • 1 manojo de cebolletas, picadas

Modo de preparación

Pon el bacon, el ajo, el jengibre, la salsa de soja y el aceite de sésamo en un bol pequeño, y remuévelo bien. Deja que se marine durante 15 minutos.

Pasado este tiempo, pon la mezcla en una olla honda a fuego medio-bajo. Deja que se cocine, removiéndolo ocasionalmente, durante 8-10 minutos.

Agrega la cebolla a la olla y continúa la cocción, removiéndolo ocasionalmente, de 5 a 8 minutos, o hasta que la cebolla se haya ablandado.

Sube el fuego a temperatura media-alta, y agrega el kimchi (sin jugo), el gochujang y el gochugaru. Cocínalo, revolviéndolo con frecuencia, durante 2 minutos.

Agrega el jugo de kimchi, el caldo y el agua, mézclalo bien y baja el fuego para cocinarlo a fuego lento durante 20 minutos. Si tienes tiempo, puedes cocinarlo a fuego lento durante más de tiempo.

En los últimos 3 minutos de cocción del caldo, cocina los fideos ramen en agua hirviendo según las instrucciones del paquete. Divide el caldo de ramen en 4 boles. Reparte los fideos en cada bol, y acompáñalo con un huevo escalfado y un poco de cebolleta picada.