Ramen

Las mejores recetas de ramen

Miso ramen con beicon

Miso ramen con beicon

Esta versión de ramen combina el beicon con el sabroso caldo, espinacas, chalotas y huevos, una explosión de sabor y de texturas.

La pasta de miso blanca tiene un sabor fuerte con un toque muy salado, así que lo mejor es que empieces por añadir un poco y luego, si es necesario, añadir más. Las 2 cucharadas para 4 raciones es lo ideal para mi, pero no tiene que serlo para ti.

Como podéis ver, las espinacas son tan tiernas que ni me molesto en cocerlas, con el caldo caliente es suficiente.

Ingredientes para 4 cuencos de miso ramen:

¿Con ganas de preparar un rico plato de ramen? Esto es lo que necesitas:

  • 8 lonchas de beicon picado
  • 6 dientes de ajo, en láminas
  • 5 centimetros de jengibre fresco, en rodajas
  • 2 cucharadas de ralladura de limón
  • 2 cucharadas de pasta de miso blanco
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 2 litros de caldo de pollo (sin sal)
  • 4 cucharadas de salsa de soja (baja en sodio)
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 4 cucharaditas de aceite de sésamo
  • 2 paquetes de fideos ramen en seco
  • 300 gramos de espinacas picadas

Ingredientes para el topping:

  • 2 chalotas
  • 4 huevos
  • Cebolletas picadas
  • Salsa picante Sriracha al gusto (opcional)

Cómo hacer el miso ramen con beicon:

En una cazuela añadimos el beicon picado en cuadraditos. Sofreímos hasta que esté crujiente. Reservamos la mitad del beicon en un plato con papel de cocina para que suelte la grasa. Este es el que utilizaremos para el topping.

En la cazuela con la mitad del beicon añadimos el jengibre, el ajo en láminas y la ralladura de limón, y lo salteamos durante 1 minuto.

Es el momento de agregar la pasta de miso blanca y el pimentón rojo. Removemos para que todos los ingredientes se integren completamente.

Vertemos a la cazuela el caldo y lo ponemos a fuego lento durante media hora. Una vez pasado ese tiempo, colamos el caldo y desechamos los ingredientes aromáticos (beicon, ajo, jengibre y ralladura de limón).

Al caldo le añadimos la salsa de soja, el vinagre balsamico y el vinagre de arroz y el aceite de sésamo. Reservamos en caliente.

Cocemos los huevos tan sólo 5 minutos para que se queden con la yema líquida, los enfriamos en agua fría y los pelamos.

En el mismo agua con el que hemos cocido los huevos, cocemos los fideos ramen durante los minutos que indique el fabricante. Escurrimos y reservamos.

En el momento de emplatar, dividimos en 4 partes las espinacas, las chalotas picadas y los fideos, y los ponemos juntos en 4 cuencos grandes. Vertemos encima el caldo caliente que tenemos reservado, ponemos encima el beicon crujiente reservado, el huevo partido a la mitad, la cebolleta picada y la salsa picante.

Servimos de inmediato.

La pasta de miso blanca es un ingrediente poco habitual en nuestro país, pero podemos encontrarlo en los refrigerados de las tiendas de comestibles chinas.