Ramen

Las mejores recetas de ramen

Ramen miso

Ramen miso

En esta receta aprenderás a hacer ramen miso en menos de 30 minutos, con todo el umami, e ingredientes que seguro que tienes en la nevera o despensa.

Hay 4 componentes esenciales en cualquier receta de ramen con miso: fideos de ramen, base de miso, caldo dashi y toppings.

Los fideos pueden ser secos o frescos. Por supuesto, los frescos son mucho mejores. Pero lo más práctico es utilizar los secos. También puedes utilizar los paquetes de fideos ramen instantáneos, utilizando los fideos secos del paquete y tirando el paquetito de especias.

Los fideos ramen frescos son más difíciles de conseguir, quizás tendrás que ir a un mercado asiático. El ramen fresco congelado es igual de bueno. Consejo: No ponga sal en el agua de cocción. Los fideos asiáticos no necesitan cocinarse en agua salada.

Hay muchos tipos de pasta de miso, quizás las más importantes son el miso blanco, amarillo y rojo. El miso blanco, o shiro miso es mi favorito. Es más ligero y menos salado que los otros tipos de miso.

Incorporo una cucharada grande de pasta de miso, que es un maestro umami natural. Añadirá un sabor sabroso, salado y ligeramente dulce a cualquier cosa.

Para hacer esta receta tan rápida, utilizo dashi instantáneo o en polvo, que son pequeños granulos de color arena. Dashi es un caldo de bonito japonés, aunque su sabor final es mucho más enriquecido.

No me da vergüenza utilizar dashi instantáneo, es rápido, fácil y se guarda en la despensa hasta por un año.

Los mejores toppings para el ramen miso:

  • Espinacas frescas o congeladas
  • Maíz
  • Cebolleta verde picada
  • Brotes de bambú
  • Algas secas
  • Tofu - escurrido y cortado en cubos
  • Guisantes - escaldados
  • Cha-siu
  • Hongos enoki o shiitake
  • Brotes de soja

Ingredientes para 4 personas

  • 4 huevos
  • 1 taza de brotes de soja
  • 280 gr de fideos ramen secos
  • 1/2 taza de brotes de bambú rebanados
  • 1/2 taza de maíz
  • Un puñado de hojas de espinacas frescas o congeladas
  • 2 litros de caldo de verduras
  • 2 cucharaditas de dashi en polvo o dashi instantáneo
  • 1 cucharada de salsa de soja, o al gusto
  • 4 cucharadas de pasta de miso
  • 1 cebolleta finamente picada

Así se prepara

Cocinamos el huevo

Ponemos los huevos enteros en una olla mediana y lo llenamos con agua hasta cubrirlos por completo, y un poco más. Lo calentamos a fuego alto y, al llegar a ebullición, apagamos el fuego y dejamos que los huevos se cocinen en el agua caliente durante 10 minutos.

Sacamos los huevos (manteniendo el agua caliente en la olla), los enfriamos bajo el chorro de agua fría y pelamos. Cortamos cada huevo por la mitad y lo reservamos.

Cocinamos las verduras

Si utilizamos espinacas frescas, las añadimos al agua caliente de la olla, dejando que se cocinen durante 1 minuto. Retiramos las espinacas con una cuchara y las aclaramos con agua fría. Escurrimos las hojas de espinaca, eliminando todo el agua posible.

Si utilizamos espinacas congeladas, las descongelamos primero.

Para cocinar brevemente los brotes de soja, los añadimos al mismo agua caliente de la olla durante 1 minuto, y los sacamos, dejando el agua caliente en la olla.

Cocinamos los fideos ramen

Volvemos a poner al fuego la misma olla con el agua, y cuando llegue a ebullición, agregamos los fideos, cocinándolos de acuerdo con las instrucciones del paquete (la mayoría de los fideos ramen sólo tardan 3 minutos en cocinarse.)

Los escurrimos y aclaramos con agua fría para detener la cocción. Dividimos los fideos, los huevos duros, los brotes de bambú, el maíz, las espinacas y los brotes de soja en 4 boles grandes para servir.

Hacemos la sopa de miso

En una olla grande, ponemos el caldo de verduras, el dashi en polvo y la salsa de soja, lo calentamos a fuego alto hasta que llegue a ebullición. Una vez que haya hervido, lo retiramos del fuego e incorporamos el miso, removiéndolo para que se disuelva.

Probamos la sopa y añadimos 1 ó 2 cucharadas adicionales de miso si es necesario desea. Vertemos el caldo en cada bol, repartido equitativamente.

Ponemos sobre el caldo las cebolletas en rebanadas.

Notas

Puedes encontrar el dashi en polvo o dashi instantáneo en cualquier tienda asiática o en tiendas online.

El miso y el dashi en polvo no contienen gluten (aunque siempre debes comprobarlo en la lista de ingredientes). El dashi instantáneo contiene glutamato monosódico, así que si te preocupa, o si no lo puedes encontrar, puedes hacer el caldo dashi desde el principio, o sustituirlo por una cucharadita adicional de salsa de soja.

Para el caldo, utiliza caldo a base de cerdo o de verduras. El caldo de pollo y de carne son demasiado fuertes en sabor para esta sopa.

Cada ración de ramen miso tiene aproximadamente 469 kcal.