Ramen

Las mejores recetas de ramen

Receta de ramen vegano

Receta de ramen vegano

El ramen también puede ser un plato vegano si le eliminamos la carne y el pescado y nos aseguramos que las salsas sean veganas también.

Es una receta que no suelen poner en los restaurantes, y al ser tan fácil, lo podemos elaborar en cualquier ocasión.

Incluso podemos preparar el caldo y hacer el ramen otro día.

El resultado final es igual que los ramen que no son veganos, un sabor sabroso, con un toque picante y tan calentado que es super reconfortante en los días fríos.

Ingredientes que necesitamos para el ramen vegano:

  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 5 dientes de ajo picados
  • 1 centímetro de jengibre fresco picado
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 litro y medio de caldo de verduras
  • 2 cucharadas de tamari o salsa de soja
  • 14 gramos de setas shiitake deshidratadas
  • 1 cucharada de pasta de miso blanco
  • 227 gramos de fideos ramen

Ingredientes para el topping:

  • 1/2 cebolla picada, para adornar
  • 300 gramos de tofu
  • 1 cucharada de harina de maíz (para empanar el tofu)

Elaboración del ramen vegano paso a paso:

Y así es cómo cocinaremos nuestro plato de ramen, con ingredientes veganos. Calentamos una olla grande a fuego medio-alto con 1 cucharada de aceite de sésamo y, cuando esté caliente, añadimos el ajo picado, el jengibre y la cebolla picada.

Salteamos durante unos 7 minutos hasta que la cebolla empiece a ablandarse.
Vertemos a la cazuela el caldo de verduras, la salsa de soja y las setas deshidratadas. Revolvemos todo para que los ingredientes se combinen.

Lo calentamos a fuego bajo durante 1 hora y le ponemos la tapa a la cazuela. De vez en cuando removemos.

Probamos el caldo y rectificamos de sal. Añadimos la pasta de miso en ese momento.
Mientras tanto, podemos preparar lo que vamos a servir de topping.

Vamos a preparar un tofu braseado. Para ello cortamos el tofo en rectángulos, le retiramos la mayor parte de la humedad y lo metemos en una bolsa de zip. Le añadimos 1 cucharada de harina de maíz, 1 pizca de sal y de pimienta. Movemos todo para que el tofo se cubra por completo y lo freímos en una sartén con un poco de aceite de sésamo caliente, hasta que estén dorados y crujientes. Reservamos.

Cocemos los fideos en una olla aparte con agua, el tiempo que nos indique el fabricante. Escurrimos y reservamos.

Colamos el caldo y reservamos las setas, la cebolla y el jengibre.

Empatamos. Dividimos los fideos ramen en 4 boles, los cubrimos con el caldo y le añadimos la cebolla y el jengibre, las setas y el tofu.

Lo comemos con palillos chinos.

El caldo se puede refrigerar hasta 5 días, y también se puede congelar para usarlo otro día.