Ramen

Las mejores recetas de ramen

Shoyu ramen con pollo

Shoyu ramen con pollo

Cada vez es más popular la comida asiática en nuestro país, y debido a la globalización podemos ver la gran cantidad de nuevos restaurantes japoneses en los que podemos degustar como plato principal el ramen.

¿Y por qué no hacerlo en casa? No tienes ninguna excusa.

Si no quieres salir de casa para probar este nuevo plato estas de enhorabuena. Aquí tienes la receta de shoyu ramen con pollo, que te permitirá poder comerte tu dosis de fideos japoneses en cualquier momento.

Y no te preocupes por los ingredientes raros, hemos simplificado la receta para que puedas hacerlo con ingredientes disponibles en cualquier supermercado, sin sacrificar ni un ápice de sabor oriental.

Shoyu es una salsa de soja combinada con caldos (normalmente de marisco o de pollo) originaria de Japón y es, a día de hoy, la más utilizada por los cocineros profesionales.

Su elaboración no es nada complicada, como podréis comprobar cuando elabores la receta, no necesitas mucha precisión en la cocción.

Ingredientes para 4 raciones de shoyu ramen con pollo:

  • 1 litro y un cuarto de caldo de pollo
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • 400 gramos de fideos ramen frescos
  • Medio repollo o col troceado
  • 2 huevos cocidos
  • Sal, al gusto
  • Cebollino picado, para adornar
  • Semillas de sésamo, para adornar

La elaboración del Shoyu ramen con pollo explicada paso a paso:

Ponemos en una olla el caldo de pollo y la salsa de soja a fuego fuerte hasta que rompa a hervir. Bajamos la temperatura a fuego medio y añadimos los filetes de pechuga de pollo.

Dejamos que cueza unos 5 minutos y retiramos los filetes a un plato. Desmenuzamos la carne y lo volvemos a poner en la olla con el caldo.

Agregamos los fideos ramen al caldo y dejamos cocer lo que indique el fabricante.

Sazonamos con sal a nuestro gusto.

Ponemos a cocer 2 huevos en agua hirviendo durante unos 10 minutos, para que no se cuaje del todo la yema. Partimos por la mitad y reservamos.

Retiramos las hojas exteriores del repollo y lo picamos en tiras finas. Añadimos el repollo en el caldo unos 30 segundos antes de que terminen de cocer los fideos.

Picamos finamente el cebollino.

Servimos en cuencos individuales poniendo medio huevo para cada uno y decoramos con el cebollino y las semillas de sésamo por encima.

Podemos ajustar la cantidad de líquido añadiendo más o menos caldo a lo largo del proceso.

Y ya podemos disfrutar de un ramen genuino, por la mitad de precio de los restaurantes japoneses.